Oftalmología General

Es recomendable realizar una revisión oftalmológica completa a partir de los 40 años. A esta edad, comienza la presbicia o vista cansada y aumentan las posibilidades de tener la tensión ocular alta y por lo tanto, un glaucoma.

Otras enfermedades que aumentan su incidencia a partir de los 60 años son las cataratas, el ojo seco o la degeneración macular asociada a la edad. Esta última, es importante diagnosticarla a tiempo para un tratamiento precoz y más eficaz.

También enfermedades muy prevalentes pueden tener afectación ocular, como es la diabetes y la retinopatía diabética. Es recomendable revisiones periódicas de los pacientes diabéticos para detectar de forma precoz sus primeros signos en el fondo de ojo, y así poner freno a su progresión.