Oftalmología Pediátrica

La oftalmología pediátrica se encarga de las enfermedades de los ojos en los niños entre el nacimiento y los 18 años. Los niños sufren cambios importantes en sus ojos a lo largo del desarrollo.

Es importante hacer una revisión a su hijo alrededor de los 4 años para comprobar que no presentan un ojo vago. El ojo vago o ambliope puede ser debido a un estrabismo o un defecto refractivo (miopía, hipermetropía o astigmatismo). Es necesario un tratamiento precoz del mismo con gafas y/o con parche del ojo “bueno” para que fuerce el ambliope.

Entre los 6 y los 12 años, es la etapa en la que los niños desarrollan más frecuentemente los defectos refractivos. Se recomiendan revisiones periódicas por lo menos cada 2 años para su detección.

A partir de los 12 años cuando crece más el niño, es cuando puede aumentar más rápido su miopía.